מארי

SIGNIFICADO DE PISTIS SOPHIA

Pistis Sophia, que significa sabiduría de Dios del Altísimo, fue escrita en Copto antiguo; por los apóstoles (escribas) Felipe, Mateo y Marcos los que tenían el don de transcribir fielmente al pergamino de piel de cabra, con tinta extraída de minerales y vegetales, por dos de los Maestros de la Logia Blanca "Apóstoles de nuestro Señor el Buda Jesús" (Jeshua Ben Pandirá, es decir "Aberamentho").
 
La fiel real y fidedigna historia de los gnósticos asesinados, por los Romanos, orden gnóstica al que perteneció el gran Sacerdote gnóstico "Aberamentho", "Jesús el Cristo"

Explica claramente que durante once años, después de haber resucitado, el Gran Kabir el Buda Jesús, convivió en secreto con sus apóstoles o discípulos, instruyéndolos con María Magdalena en la gnosis del Universo.



Su cuerpo inmortal sumergido en el híper-espacio, lo hizo pues, visible, físicamente tangible a los sentidos tridimensionales y espirituales de los que compartían con Él.

Durante estos once años, "Aberamentho" hizo transcribir a través de Felipe el escriba y Mateo, la que ha sido, es y será la Biblia del mañana, el libro de luz mas grandioso que existe sobre la faz de la tierra.

Una copia original de Pistis Sophia, se encuentra en la biblioteca del Vaticano, en Copto antiguo y otras Originales en manos de los Maestros inmortales de la Logia Blanca.

Pistis Sophia como sabiduría de Dios, contenida en la perla seminal, convertida a su vez en embrión áureo, integrado con todas las partes autónomas del Ser en una sola, unida en el mismo Cristo o Vishnú, "El Segundo Logos"; es la expresión divinal de nuestro Señor Vishnú que nos relaciona con Él.

En Pistis Sophia, está escrito con caracteres de fuego del 2º Logos, lo concerniente a todas las partes del Ser que cargamos dentro, y las claves mismas para relacionarnos con ellas y lograr la autorrealización íntima de cada una de esas partes aisladas y superlativas del Ser.

Pistis Sophia, con sus trece arrepentimientos, lleva nuestra afligida esencia al arrepentimiento verdadero, a aprender a clamar a pedir, implorar perdón a la luz, para que nos saque del caos interior. Texto Pistis Sophia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada